imagen cabecera entradas

Adiestramiento positivo

adiestramiento-positivo

Adiestramiento en positivo

¿En qué consiste el adiestramiento positivo? Adiestrar a una mascota consiste en enseñar ciertas habilidades a la mascota. También consiste en reforzar los comportamientos deseados. Y aborda aquellos comportamientos no deseados. La parte positiva del adiestramiento hace referencia a reforzar los comportamientos deseados. Desechando el castigo para abordar una acción no deseada. Si tienes dudas sobre cómo corregir comportamientos no deseados de tu mascota puedes acudir a Clínica Veterinaria Alcazaba, tu clínica veterinaria Granada de referencia. Te ayudaremos a encontrar las claves para corregir el comportamiento de tu mascota gracias a nuestras expertas en etología.

Por lo tanto, el adiestramiento positivo es cuando se utilizan técnicas de refuerzo positivo para fomentar las conductas deseadas. Evitando en la medida de lo posible los castigos. Por ejemplo, si un perro orina durante el paseo se felicita y se da un premio. Y si el perro orina en casa se ignora. Ya que regañar es un condicionamiento negativo y muchas veces el animal no entiende la causa de esta actitud negativa. A no ser que se produzca en el mismo momento en el que el perro orinó.

Claves del adiestramiento positivo

  1. Los premios en el refuerzo positivo. Hay que tener en cuenta que el premio para reforzar un comportamiento positivo puede ser en forma de comida, gestos afectivos o permitir que utilice un juguete. Es decir, no tiene que ser siempre un trozo de comida.
  2. Funciona a largo plazo. El adiestramiento positivo tiene mejor permanencia en el tiempo. Si se compara con regañar y castigar al animal. Pues la cantidad de estrés y ansiedad que sufre una mascota durante el castigo hace más difícil que retenga el comportamiento adecuado. Por ejemplo, los perros que han sido adiestrados con refuerzo positivo suelen ser más sociables con humanos y otros perros.
  3. Refuerzos negativos de manera sutil. Para evitar las consecuencias negativas de los castigos, en el adiestramiento positivo se opta por ignorar al animal cuando realiza un comportamiento no deseado. También puede haber castigos. Pero consisten en la eliminación de un estímulo agradable más que en regañar al animal. Por ejemplo, es más efectivo ignorar a un perro que pide comida que castigarlo fuera del comedor. Y cuando el perro deje de pedir comida se le premia. Para que entienda que cuando no pide comida y espera tiene su recompensa.
  4. Tener cuidado con los castigos. Aunque es posible adiestrar a una mascota solo con refuerzos positivos. Es cierto que no siempre se va a conseguir. Pide consejo a tu veterinario Granada de confianza sobre cómo utilizar los castigos de manera más controlada posible.

Conclusión

Para que el adiestramiento en positivo funcione hay que tener paciencia. Para reforzar los comportamientos deseados, ignorar los comportamientos no deseados y no reforzar los comportamientos inadecuados.

Además hay que trabajar en el control de estímulos. Saber identificar que estímulos causan comportamientos inadecuados para retirarlos en el momento adecuado. También es importante utilizar una señal informativa de comportamiento incorrecto o MAR (Marca de Ausencia de Refuerzo). Aunque lo más fácil puede ser utilizar un simple NO, a veces puede llevar a confusión. Por lo que se recomienda usar otras señales, una que funciona bien y fácil de utilizar es MAL, alargando la palabra para que quede claro que es una señal de comportamiento incorrecto.

 

Búsquedas relacionadas: adiestramiento en negativo, adiestramiento canino, adiestramiento en positivo definición, adiestra en positivo, técnicas de adiestramiento positivo.

<< Consejos para llevar al gato al veterinario

Los perros ven en blanco y negro >>