Guía de vacunas para mascotas

Como en los últimos meses la práctica veterinaria ha sufrido varios cambios por la pandemia de COVID-19. Y se hace necesaria una guía de vacunas para mascotas. Por lo que la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) recomienda unas pautas para personas y profesionales.

En Clínica Veterinaria Alcazaba puedes acceder a un servicio veterinario Granada de vacunación y asesoramiento.

Campaña de vacunación de perros y gatos 2020

Las vacunas básicas para las mascotas se tienen que seguir administrando. Porque son la barrera más eficaz contra enfermedades muy complicadas. Y es una de las medidas preventivas más sencillas. Basta con seguir la campaña de vacunación de perros y gatos para 2020 y la guía de vacunas para mascotas de la WSAVA.

  1. Vacunas para perros. Como las vacunas frente al Adenovirus canino tipo 2, Parvovirus canino tipo 2 y virus del moquillo canino pueden administrarse cada 3 años para una protección total. Pero hay estudios que apuntan a que la protección puede prolongarse más allá de los 3 años. Si tu perro ha recibido este tipo de vacunas ya, puedes esperar a que los efectos de la pandemia se calmen. En caso de perros no protegidos, se recomienda seguir el calendario español de vacunas para perros.
  2. Vacuna contra la rabia. Este tipo de vacunas también tiene un periodo de eficacia de hasta 3 años. Por lo que si la mascota todavía no se ha vacunado, es conveniente hacerlo. Pues los beneficios superan los riesgos en este caso.
  3. Vacunas para gatos. Como las vacunas frente al Parvovirus felino tiene una eficacia máxima de 3 años. Mientras que las vacunas que protegen frente al Herpevirus y Calicivirus felino tienen un año de prevalencia en gatos de alto riesgo. Consulta con tu veterinario Granada si tu gato está en situación de alto riesgo frente a estos virus. Y si es conveniente acudir a tu clínica veterinaria Granada para administrar la vacuna.

Vacunas para gatitos y cachorros

Para proteger a los cachorros y gatitos frente a las enfermedades más comunes es necesario que se siga la guía de vacunas para mascotas y la campaña de vacunación de perros y gatos 2020. Es decir, comenzar la vacunación antes de las 16 semanas. De lo contrario, los pequeños podrían exponerse a grandes riesgos.

Si por el confinamiento y las limitaciones de movilidad tus mascotas no tienen sus vacunas, WSAVA recomienda una sola dosis de la vacuna básica trivalente en perros de 16 semanas o más. Con una vacuna de refuerzo a los 6 o 12 meses.

En el caso de los gatitos de 16 semanas o más, se tiene que administrar una dosis única de la vacuna frente al Parvovirus felino. Con una vacuna de seguimiento que se administra a los 6 o 12 meses. Por otro lado, las vacunas frente al Herpevirus y Calicivirus felino se recomiendan dos dosis separadas de 2 a 4 semanas. Con revacunación a los 6 o 12 meses.

Diarrea en perros

Cuando un perro produce heces más líquidas y frecuentes, está teniendo un episodio de diarrea en perros. Además hay otros síntomas que pueden acompañar a la diarrea. Como son vómitos, flatulencias o fiebre.

Una diarrea leve no tiene impacto en la salud del perro. Ya que es fácil mantener hidratado al animal. Pero si es persistente, podrá presentar un estado de ánimo más bajo, con pérdida de peso y otros problemas. Si tu perro tiene diarrea más de 24 horas, las deposiciones tienen mal color o existe algún otro problema, acude a nuestra clínica veterinaria Granada.

Tipos de diarrea en perros

  1. Diarrea osmótica. Que se produce cuando no se absorben bien los nutrientes. Las malas digestiones, los cambios de dieta o en la flora intestinal y comer alimentos en mal estado son causas comunes para este tipo de diarrea en perros.
  2. Diarrea secretoria. Cuando el animal segrega más jugos gástricos y bilis durante la digestión, no puede absorber el líquido. Y se produce la diarrea. Las causas más típicas son infecciones bacterianas, problemas de páncreas o de la mucosa intestinal.
  3. Diarrea exudativa. Que están causadas por infecciones víricas y bacterianas. Muchas veces las heces presentan sangre, pus o mucosidades. En estos casos es esencial acudir cuanto antes a nuestra clínica veterinaria en Granada.
  4. Diarrea por disturbios de la motilidad. Es decir, la diarrea está causa por una aceleración del sistema digestivo, que no tiene tiempo de absorber el agua suficiente para que las deposiciones sean sólidas. Y se produce por situaciones de estrés, ansiedad o desequilibrios hormonales.

Consulta a un veterinario Granada profesional

En Clínica Veterinaria Alcazaba cuentas con un servicio de diagnóstico avanzado para perros, gatos y otras mascotas. Basados en los análisis coprológicos para perros y la anamnesis veterinaria, entre otros procedimientos de diagnosis. Si tu perro está con diarrea y las deposiciones tienen sangre, pus o mucosidades. Así como si la diarrea dura mucho o el ánimo del perro está afectado. Acude a nuestra clínica veterinaria en Granada cuanto antes.

Síndrome de disfunción cognitiva en perros y gatos

El Síndrome de Disfunción Cognitiva afecta a un tercio de los perros mayores de 8 años y a casi la mitad de los gatos en la adolescencia. Y provoca comportamientos extraños, variaciones en los ciclos del sueño, desorientación y otros trastornos. Que pueden tener un impacto negativo en la relación entre humanos y mascotas.

La degeneración cognitiva en perros y gatos es muy similar a la demencia senil o al Alzheimer en personas. Y es un producto de la edad, el envejecimiento y el paso del tiempo. Por ahora no hay cura. Pero sí hay tratamientos que pueden mitigar los síntomas.

Dieta contra el Síndrome de Disfunción Cognitiva

Para mejorar la calidad de vida de las mascotas mayores es muy importante controlar la dieta del animal. Ya que muchas enfermedades pueden prevenirse mediante la correcta alimentación.

  1. Los nutrientes son más importantes que los ingredientes. Ya que es mejor considerar la comida en su conjunto. Por ejemplo, las campañas de fabricantes de alimentos para mascotas pueden resaltar las propiedades de un ingrediente. Mientras el conjunto de nutrientes se resiente.
  2. Adaptar la dieta. Cada perro y cada gato son diferentes. Tienen comportamientos y actividades distintas. Y lo que funciona para uno no tiene por qué funcionar en el otro.
  3. Probar hasta encontrar la dieta adecuada. Consulta con tu veterinario Granada que tipo de dieta se ajusta más a las necesidades de la mascota. Además, los cambios entre varias marcas que han funcionado sirven para mantener la motivación del animal.
  4. Limpieza de los recipientes. Ya que la salud y la limpieza van de la mano. Se eliminan bacterias y hongos que puedan afectar a la mascota.
  5. Combinar la dieta con el ejercicio. Porque la actividad física es tan importante como la dieta a la hora de mantener los efectos de la edad bajo control.

Dietas terapéuticas

Si los problemas requieren dietas específicas es el veterinario más cercano o de confianza quién debe decidir. En Clínica Veterinaria Alcazaba tienes a tu disposición un servicio de asesoramiento alimentario. Para proteger la salud de perros y gatos desde que son cachorros, hasta su vejez. Y así prevenir el Síndrome de Disfunción Cognitiva en perros y gatos.

Jugar con un gato

Jugar con un gato es una de las rutinas de cuidado para los gatos. En especial para aquellos que están siempre en casa. El juego se convierte en un ejercicio. Además de fortalecer los lazos entre el cuidador y el animal.

Como jugar con un gato es importante para su bienestar, en nuestra clínica veterinaria en Granada nos llegan muchas preguntas del tipo por qué mi gato no juega

¿Por qué mi gato no juega?

  1. Enfermedad o malestar. No tiene que ser una enfermedad grave, en este estudio se analiza el impacto de problemas dentales y el dolor que causan con el comportamiento del animal. Un gato con problemas bucales no juega el mismo tiempo, tanto antes de la operación para extraer un diente, como durante la recuperación. Pero con el tiempo recupera las ganas de jugar.
  2. Edad avanzada. Como sucede también con las personas, un gato mayor va a tener menos ganas de jugar. Por un lado su carácter es menos propenso al juego, si no se crean rutinas de juegos desde el principio. Además, la edad reduce la resistencia al esfuerzo, por eso los gatos más mayores no quieren participar tanto en los juegos.
  3. Estrés. Si la rutina del animal se ve afectada, es difícil jugar con un gato. Cada gato responde a los cambios de forma diferente. Pero es normal que tras un gran cambio, el gato no quiera jugar.
  4. Experiencias anteriores. Los gatos adoptados han podido sufrir en la calle o en sus anteriores hogares. Por eso hay un plazo de adaptación en el que los gatos no quieren jugar y se muestran huraños y esquivos.

Trucos para que jugar con un gato

  1. Tener paciencia. Los gatos son independientes y si no se han creado rutinas de juego, el gato no va a querer jugar. Por eso es importante armarse de paciencia para crear las rutinas de juego y ejercicio que ayudarán al gato a jugar más.
  2. Tratar al animal con cariño. Si estás dispuesto a pasar tiempo con tu gato, él querrá pasarlo contigo. Busca una buena rutina de juegos, que no interfiera con el descanso o la alimentación del animal. Con tiempo y cariño, hacer actividades será algo que el animal busque.
  3. Consultar al veterinario. Ya sea por la edad avanzada, por un problema de salud o por una conducta previa, un gato que no quiere juegos puede estar sufriendo. Por eso es importante visitar al veterinario más cercano. Con más motivo si el gato era juguetón antes.

Día Internacional del Animal sin Hogar

El 17 de agosto se celebra, desde 1992, el Día Internacional del Animal sin Hogar. Esta celebración la impulsa la Sociedad Internacional de los Derechos de los Animales. Con el objetivo de concienciar a la población sobre el abandono animal. Y las consecuencias que tiene la sobrepoblación de animales de compañía en la calle. También trata de dar una solución a este problema de los animales sin hogar que viven en la calle.

Para velar por el cuidado de los animales se llevan a cabo actividades en todo el mundo. Para fomentar la adopción de animales, las campañas de vacunación, castración y esterilización. Además de charlas para el cuidado responsable de animales.

Desde Clínica Veterinaria Alcazaba fomentamos el cuidado responsable de las mascotas y ofrecemos una serie de planes anuales y servicios veterinarios en Granada para que sea más fácil ofrecer a las mascotas los cuidados necesarios.

Causas del abandono de mascotas

En este Día Internacional del Animal sin Hogar es importante conocer las causas del abandono de mascotas. Ya que en 2014 la Fundación Affinity realizó un estudio sobre el abandono de animales domésticos. Se abandonan una media de 140.000 animales domésticos al año y los 3 motivos principales son:

  1. Problemas económicos. Frente a una reducción de los ingresos, o una mala planificación de los gastos, muchos cuidadores de mascotas optan por abandonar al animal antes de correr con gastos de vacunación, desparasitación y alimentación. Por lo que concienciar e informar bien a los cuidadores de mascotas es fundamental.
  2. Rutinas y cuidados. El día a día de una mascota viene marcado por su rutina. Un perro tiene que salir a pasear al menos 3 veces al día, un gato tiene que tener limpio su arenero. Y hay que prestar atención a la mascota para que se relacione bien con su entorno. Esto exige un esfuerzo y compromiso por parte del cuidador. Y son muchas las personas que prefieren abandonar antes de hacerse cargo de sus responsabilidades.
  3. Descontrol de la natalidad. La falta de atención y precaución de los cuidadores de perras y gatas puede suponer un embarazo no deseado. Se regalan mascotas y es posible que lleguen a un hogar que no está preparado. Lo que provoca abandonos por las causas anteriores. Para evitar este problema se recomienda la castración o esterilización de los animales.
  4. Covid-19. La pandemia y el miedo a que los animales puedan contagiar la Covid-19 es un factor a tener en cuenta. Son muy pocos los casos registrados de contagio de la enfermedad en mascotas y no se puede afirmar que las mascotas sean un medio de transmisión de la enfermedad. Si se mantienen las medidas de seguridad e higiene adecuadas, tener mascota no es un factor de riesgo.

Se responsable y no abandones a tu mascota.

 

 

 

Búsquedas relacionadas: día internacional del animal sin hogar, día contra el abandono de animales, no al abandono de animales,

 

Gatos con vómitos

Los gatos con vómitos son más frecuentes de lo que crees. Y si tienes poca información sobre las causas de estos vómitos puedes llegar a preocuparte. No obstante, un gato que vomita durante varios días seguidos puede tener una enfermedad. Por lo que deberías acudir a tu veterinario Granada ante la persistencia del vómito.

Causas de vómitos en los gatos

  1. Alergias e intolerancias. Las alergias e intolerancias alimentarias también afectan a los mininos. Si el gatito vomita al cambiar de marca de comida, es posible que se trate de este tipo de problemas. Tienes que fijarte bien en la etiqueta de los alimentos para mascotas.
  2. Gastritis. Cuando el gato come algo en mal estado, una planta tóxica, un cuerpo extraño. Y también si en contacto con la lejía utilizada para desinfectar a causa de la Covid-19. Se produce una inflamación del estómago que causa vómitos en gatos.
  3. Bolas de pelo. Si el gato tiene el pelo muy largo o sufre estrés, puede ingerir más pelo del que su cuerpo puede soportar. Cuando esto sucede se produce el vómito. Para evitarlo puedes utilizar comida de calidad que favorezca el tránsito intestinal y realizar un cepillado diario para eliminar el pelo suelto.
  4. Pancreatitis. Esta enfermedad es seria y peligrosa. Causa diarrea, vómitos, dolor, malestar y apatía en los gatos. Que pueden llegar a ser severos. Por lo tanto, lleva a tu gato a una clínica veterinaria en Granada para que le realicen las pruebas necesarias.
  5. Comer en exceso. Si tu gato no tiene rutina para la comida es posible que se dé atracones. Y al comer tanto en tan poco tiempo se produce el vómito. Lo normal es que el gatito vomite justo después de comer.
  6. Beber productos de limpieza. Cuando el calor aprieta los gatos necesitan hidratarse. Si el gato bebe del cubo de la fregona o del inodoro es posible que ingiera lejía. Una causa común de los gatos con vómitos.

Parásitos internos

Mención aparte merecen los parásitos internos que pueden provocar el vómito en los gatos. Y ser los causantes de otras enfermedades. En los gatos que viven en casa y no salen al exterior se aconseja desparasitar dos veces al año.

En cambio, los gatos que viven fuera de casa están más expuestos a los parásitos. Porque tienen oportunidad de cazar pequeñas aves y roedores. Por lo que se recomienda la desparasitación cada 2 o 3 meses.

Mi perro bebe agua de la piscina

Con la llegada del verano y las complicaciones de la pandemia, muchas familias han optado por instalar una piscina desmontable en casa o utilizar la piscina del jardín. Para saber qué hacer si mi perro bebe agua de la piscina te aconsejamos seguir leyendo.

Aunque a tu perro no le guste nadar en la piscina, es posible que beba directamente de la piscina y eso puede ocasionar algunos problemas causados por el cloro. Que se usa para tratar el agua de la piscina. Acude al veterinario de Granada más cercano, como a la Clínica Veterinaria Alcazaba, para tratar una posible intoxicación por cloro de tu perro.

¿Qué síntomas tiene la intoxicación por cloro?

  1. Náuseas y vómitos. Si tu perro bebe agua de la piscina el cloro que contiene pasa a su estómago, donde causa malestar, náuseas y vómitos. Este síntoma es el más inmediato.
  2. Diarrea. Cuando el perro bebe poca agua de la piscina, el cloro no es suficiente para causar un vómito. Pero puede crear otros problemas. La diarrea continuada podría ser un síntoma. También lo es una decoloración de las heces del perro. Es decir, el cloro blanquea las heces del perro.
  3. Malestar y falta de apetito. La intoxicación leve por cloro en perros causa malestar en el estómago. Por lo que el animal pierde el apetito.
  4. Presencia de ampollas en la boca y lengua. Cuando la concentración de cloro es alta o el perro bebe mucha agua de la piscina se pueden crear heridas químicas. Las encías, los labios, la lengua y el paladar son las partes más sensibles de la boca.
  5. Ataques de tos. Si el cloro pasa a las vías respiratorias puede causar daño en los pulmones. En casos extremos podría llegar a causar un edema pulmonar.

Otros problemas con el cloro

El agua de la piscina no solo causa daño si la bebe. También puede causar daño cuando se baña en la piscina. Lo normal es que cause daño en las mucosas, en los ojos o la piel.

Medidas para evitar que mi perro beba agua de la piscina

  1. Proporciona una fuente de agua fresca y de fácil acceso. Si tu perro tiene un lugar donde beber agua fresca no tendrá necesidad de beber de la piscina.
  2. Utiliza premios cuando tu perro utilice su bebedero. Además de tener una fuente de agua cerca, es bueno reforzar positivamente que tu perro utilice su bebedero.
  3. Tapa la piscina cuando no la estés utilizando. Si tu perro está en el patio o jardín de manera habitual es imprescindible que tapes la piscina para evitar que el perro beba de la piscina.
  4. Vigilancia y paciencia. Es importante vigilar a tu mascota cuando se usa la piscina. Aunque no se esté bañando. Si quiere beber de la piscina, evita que beba agua y recompensa que utilice el bebedero.

 

 

 

 

 

Búsquedas relacionadas: veterinario granada, veterinario en granada, clinica veterinaria granada, mi perro ha bebido agua con cloro, que pasa si mi perro bebe agua con lejía, mi perro ha bebido agua con detergente, se pueden bañar los perros en la piscina, beber lejía diluida en agua perro, que pasa si un perro bebe agua con amoniaco, mi perro ha bebido agua con lejía, perro piscina.

Viajar con mascotas

Cada vez es más frecuente viajar con mascotas. Ya que hay hoteles que admiten animales de compañía. También hay cada vez más destinos turísticos propicios para las mascotas. Por ejemplo, las casas rurales con rutas de senderismo y naturaleza o las playas con zonas para perros.

Así resulta más fácil disfrutar de las vacaciones con todos los miembros de la familia, peludos incluidos. Sin tener que recurrir a un amigo o familiar para que se haga cargo del animal. Ni tener que hospedar a la mascota en una residencia para animales mientras dure el viaje. Por otro lado hay clínicas veterinarias en todas las ciudades, por lo que si surge algún problema siempre se puede acudir al profesional más cercano.

¿Cómo viajar con mascotas de forma segura?

  1. Comprobaciones previas. Si el viaje es en transporte público hay que comprobar las condiciones para el viaje. También es bueno informarse sobre las condiciones del destino, si admiten mascotas en el alojamiento y playas. Es lo mejor para elegir bien el destino.
  2. Tener al día la cartilla de vacunación. Antes de ir de viaje conviene acudir al veterinario Granada. Para comprobar que el animal tiene todas las vacunas en regla.
  3. Viajar en coche con seguridad para la mascota. El lugar donde se transporta al animal tiene que estar bien ventilado y ofrecer una buena sujeción. Además conviene hacer una pausa cada 2 horas para tomar el aire, descansar un poco y estirar las piernas.
  4. Alimentación y bebida de la mascota. Conviene llevar un bebedero para que el animal no tenga que compartir agua con animales desconocidos. Así se pueden evitar contagios de enfermedades y parásitos internos. Además, hay que tratar de no cambiar la dieta y seguir un horario para comidas siempre que se pueda.
  5. Cuidado con el sol. Para evitar quemaduras y golpes de calor hay que pasear por zonas con sombra. Y evitar las horas centrales del día. Llevar agua para refrescarse es muy buena opción.
  6. Mantener la distancia de seguridad. Y seguir las recomendaciones sanitarias para evitar que el viajar con mascotas se convierta en una mala experiencia. Prevenir es siempre la mejor opción para la salud.

Viaje más seguro

  1. Evitar las intoxicaciones. Las medidas de seguridad frente a la Covid-19 favorecen el uso de desinfectantes. Si el animal lame sus patas al volver a casa puede ingerir los productos químicos que hay en el suelo. Por eso es importante limpiar sus patas y hocico al llegar al alojamiento.
  2. Evitar dormir al aire libre en zonas con leishmaniasis endémica. Ya que los insectos que transmiten la enfermedad lo tienen más fácil si el animal duerme al aire libre. Por lo que si has preparado una acampada, tu mascota debería dormir en una tienda.

Prepararse para el viaje

En Clínica Veterinaria Alcazaba encontrarás todos los servicios necesarios para viajar con mascotas de forma segura. Prepara a tu mascota con una exploración física para saber si tiene parásitos internos o cualquier condición física que podría afectar al viaje.

Además, a la vuelta conviene visitar nuestra clínica veterinaria en Granada para comprobar la salud de tu mascota.

 

 

 

 

 

 

 

Búsquedas relacionadas: viajar con perros andalucía, viajar con mascotas en avión, destinos para viajar con perros, viajar con mascotas cádiz, viajar con mascotas en avión, viajar con perro en coche, viajar con perros de más de 10 kilos, vacaciones con perros ppp.

¿Cómo llevar a un perro al veterinario?

Los perros asocian las visitas al centro veterinario con vacunas y exploraciones físicas. Por lo que muchos se asustan al acudir. Sus cuidadores se suelen hacer la pregunta cómo llevar a un perro al veterinario tranquilo. Hay algunos trucos que pueden ayudar a hacer este trance más llevadero.

De hecho, si el animal no logra reconocer la experiencia como algo positivo cada vez se pondrá más nervioso al acudir al veterinario Granada de confianza. Utilizar unos trucos para preparar al perro para ir al veterinario es una buena solución para este problema.

¿Cómo llevar tranquilo a un perro al veterinario?

  1. Mantener la calma. Ya que los perros reaccionan al estado de ánimo de sus cuidadores, si estás tranquilo tu perro estará tranquilo.
  2. Dar un paseo por los alrededores. Si no acudes al centro veterinario por una urgencia, es recomendable dar un paseo con el perro. Así se cansará y estará más relajado.
  3. Tener paciencia en la sala de espera. Ya que habrá otros animales presentes es un momento complicado. Hay que mantener la calma y ser paciente para transmitir tranquilidad al perro.
  4. Recompensar la buena conducta. Si el perro se porta bien durante el camino o en la sala de espera, darle un premio ayuda a relacionar la visita con algo positivo. Si no has cambiado de centro veterinario en Granada, tu perro se acordará del camino. Y el premio también ayuda a que esté más relajado.
  5. Permanece tranquilo durante la consulta. Otro momento delicado es cuando se realiza la exploración física y la administración de vacunas o medicamentos. Todos los veterinarios tienen buena mano con los animales y si permaneces tranquilo el perro estará más dispuesto a colaborar.
  6. Sigue las indicaciones del veterinario. Por ejemplo, se recomienda examinar el cuerpo del  perro en busca de garrapatas u otros parásitos después de llegar del campo. Además de mantener al perro sano, se acostumbra a la exploración física.

Otras recomendaciones

En Clínica Veterinaria Alcazaba también recomendamos:

  • Sigue las rutinas normales de comida y baño, a no ser que el veterinario diga que tiene que ir en ayunas, por ejemplo. También es importante no limpiar secreciones en la nariz o en los ojos, salvo que el perro esté muy incómodo y se pueda hacer daño al rascarse.
  • Hay que llevar la cartilla veterinaria. Ya que facilita el trabajo y se puede dejar constancia de la desparasitación y vacunación. Del mismo modo, la historia médica y los resultados de otras pruebas en caso de haber cambiado de centro veterinario Granada también es de utilidad.

 

 

 

 

 

 

Búsquedas relacionadas: se puede ir al veterinario tranquilo, perro veterinario juguete, veterinarios abiertos.

Golpes de calor en perros

Debido a la llegada del verano y las altas temperaturas en Clínica Veterinaria Alcazaba recordamos que hay que tener cuidado con los golpes de calor en perros. Ya que los peludos también sufren este tipo de problemas.

Como sucede con las personas, los cachorros y perros más ancianos son los que tienen más probabilidades de sufrir un golpe de calor. Por eso hay que tener un cuidado especial. Y seguir las recomendaciones de su veterinario Granada.

Peligros del calor extremo

Sin una intervención adecuada las mascotas que sufren golpes de calor pueden llegar a morir. En especial si se encuentran solas y en un lugar con poca ventilación. Nunca deje a su mascota sola en el coche, pues la temperatura que se alcanza dentro de un vehículo es muy superior a la que hay en el exterior.

Recomendaciones para evitar el golpe de calor

  1. Agua fresca. Es importante renovar el agua de los bebederos. Ya que con el calor del día, alcanza temperaturas que pueden sentar mal al animal. Y pueden negarse a beber debido a ello. En cambio, si se renueva el agua, estará más fresca y apetecible. En los paseos también es conveniente llevar agua para que el perro pueda beber.
  2. Evitar dar de comer al perro en las horas centrales del día. Que son las de más calor. Por lo tanto conviene dar de comer por la mañana o por la noche. Y si se da de comer a mediodía, evitar las comidas copiosas.
  3. Horario de los paseos. Los perros están más cerca del suelo, donde la temperatura del aire es mayor. Además, el asfalto caliente puede quemar las almohadillas de los perros. Por eso se recomienda salir en las horas de menos calor, ya sea a primeras horas de la mañana o a última hora de la tarde.
  4. Corte de pelo. El pelo de los perros sirve de aislante térmico. Es decir, les ayuda a aislarse del frío en invierno y del calor en verano. Por lo tanto no se recomienda rapar a los perros. Dejando entre 2 y 3 centímetros de pelo, se evitan golpes de calor en perros y quemaduras en la piel.
  5. Estar atentos. En caso de presentar malestar, jadeo continuo, temperatura elevada del cuerpo, tropiezos, mareos o vómitos, acuda a nuestra clínica veterinaria en Granada para evitar que los golpes de calor lleguen a más.