imagen cabecera entradas

Citologías en medicina veterinaria

citología

Una citología es una prueba diagnostica que usamos los veterinarios para detectar anomalías o lesiones en las células. Por lo tanto, para realizarla hay que tomar una muestra y analizarla.

Analizamos las células para establecer diagnósticos fundamentalmente sobre problemas en la piel, aparición de bultos, o acumulación de líquidos.

Existen diversas formas de recoger las muestras para realizar la citología:

  • -Con una aguja pinchamos un nódulo, bulto o bien una cavidad con líquido. En todo caso, se aspira el líquido y se pone en una porta (cristal para citología) para su análisis.
  • -Mediante un raspado sobre la superficie la piel, con una hoja de bisturí.
  • -Torunda con material para ser analizado.
  • -Para citologías con sangre o frotis sanguíneo. En este caso la muestra es una gota de sangre que la extraemos y la ponemos sobre el porta.

Una vez que tenemos nuestras muestras hay que teñirlas para poder analizarlas en el microscopio. Dependiendo del tipo de células se usa uno u otro tiñe.

Diagnóstico citológico:
  • -Lesiones cutáneas, nódulos y neoplasia. Pueden aparecer diferentes, en función de las composiciones celulares (neutrofílicas, piogranulomatosas, granulomatosas, eosinofílicas). También se pueden detectar bacterias infecciosas, estructuras de origen fúngico, Identificación de nódulos como quistes o hematomas.
  • Ganglios linfáticos. El estudio de los ganglios linfáticos nos permite diagnosticar adenopatías y neoplasias de ganglios y linfomas, y la infiltración de metástasis.
  • Líquidos orgánicos. Para el caso de que encontramos líquido libre en cavidad orgánica, torácica, abdominal o pericárdica. Permite identificar los distintos derrames quilosos y hemorrágicos.
  • Conducto auditivo externo. Analizar el líquido del oído externo de los animales ante una otitis nos permite que la evolución no sea a crónica. Por tanto, aplicar el diagnostico adecuado para tratarla. Normalmente las otitis que se diagnostican a través de las citologías son de tipo bacteriana, por levaduras, mixtas, etc.
  • Oftamología. A través del estudio citológico de los ojos se pueden diagnosticar diferentes etiologías que afectan a los mismos o estructuras anejas.  Es importante recoger las muestras antes de realizar cualquier otra prueba o administrar gel o colirios.
  • Micología.  Los hongos pueden ser comunes en muchas especies e incluso variar de forma dentro de mismo género o de la misma especie. Una citología permite identificar y clasificar entre hongos patógenos o no patógenos.
  • Órganos internos.  La citología de órganos internos es fundamental para determinar las etilogías de las nodulaciones. Permite diagnosticar procesos inflamatorios, infecciones neoplasias, nódulos o hiperplasia.
  • Médula ósea y hematología. En el caso de la médula ósea, nos centramos en sus enfermedades y deben de ir acompañadas de frotis sanguíneos.

 

Si deseas más información o buscas veterinarios Granada, llamanos al teléfono Tel. 958 15 91 29

<< Análisis coprológico en animales.

Exploración bucal de las mascotas >>