imagen cabecera entradas

Cómo educar a un perro

como-educar-a-un-perro-o-cachorro

¿Cómo educar correctamente a un perro?

La Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA) ha realizado un estudio sobre cómo educar a un perro. Y las conclusiones del Grupo de Especialidad de Etología Clínica de esta asociación confirman una cosa que ya sabíamos. Los métodos de educación canina basados en recompensas positivas son mucho más efectivos que los métodos basados en castigos. Si tienes problemas con la educación de tu perro puedes acudir a nuestra clínica veterinaria Granada y te ayudaremos con nuestro programa de etología.

Según este estudio, la educación y entrenamiento de los animales debería basarse en los refuerzos positivos. Es decir, potenciar las conductas deseables con premio. Además de no reforzar los comportamientos que no son adecuados. En esta estrategia se prima el respeto, la amabilidad y la empatía.

Educación canina

La educación de nuestro perro comienza desde que es cachorro. Cuanto antes empieces, más fácil será que él se comporte y sea un buen perro. Lo ideal es enseñarle lo más antes posible. Aunque no siempre es posible. Algunas de las primeras cosas que un perro debe aprender estando en casa son: hacer sus necesidades en el lugar, no morder objetos o a nosotros mismos y no ladrar en exceso.

El resto de normas dependerán de los límites que quieras establecer. Como, por ejemplo, que no pida comida en la mesa, que no se suba al sofá o que no se ponga a dos patas. A la hora de educar a tu perro cachorro, debes tener claro qué cosas vas a permitirle cuando sea adulto y actuar en consecuencia. Porque ahora, mientras es pequeño, puede que no te importe que duerma contigo en la cama. Pero cuando pese 40 kg, puede que no te guste. Lo mejor es que tú mantengas siempre las mismas normas para no confundirlo. Y esto es muy importante para saber cómo entrenar a un cachorro.

Claves para educar a un perro

  1. Paciencia, cariño y constancia. Para que el perro no desarrolle conductas no deseadas. El estudio de AVEPA apunta que los métodos punitivos pueden causar agresividad frente a otros perros.
  2. Ignorar las conductas negativas. De esta forma el perro entiende que no va a conseguir lo que quiere. Y se evitan los riesgos de los métodos punitivos.
  3. Refuerzo positivo. Ya sea con caricias o con premios. Cuando el perro tiene comportamientos deseados.
  4. Socializar con otros perros. Es bueno que el perro tenga relación con otros perros durante su educación. Ya que así será más fácil la convivencia.
  5. Respetar el espacio y los horarios del perro. Es más fácil tratar con el perro si conoce la rutina de paseo, comida. Y tiene un lugar donde tranquilizarse en caso de estar nervioso.

<< Mascotas con miedo al veterinario