imagen cabecera entradas

¿Cómo llevar a un perro al veterinario?

como-llevar-a-un-perro-al-veterinario

¿Cómo llevar a un perro al veterinario?

Los perros asocian las visitas al centro veterinario con vacunas y exploraciones físicas. Por lo que muchos se asustan al acudir. Sus cuidadores se suelen hacer la pregunta cómo llevar a un perro al veterinario tranquilo. Hay algunos trucos que pueden ayudar a hacer este trance más llevadero.

De hecho, si el animal no logra reconocer la experiencia como algo positivo cada vez se pondrá más nervioso al acudir al veterinario Granada de confianza. Utilizar unos trucos para preparar al perro para ir al veterinario es una buena solución para este problema.

¿Cómo llevar tranquilo a un perro al veterinario?

  1. Mantener la calma. Ya que los perros reaccionan al estado de ánimo de sus cuidadores, si estás tranquilo tu perro estará tranquilo.
  2. Dar un paseo por los alrededores. Si no acudes al centro veterinario por una urgencia, es recomendable dar un paseo con el perro. Así se cansará y estará más relajado.
  3. Tener paciencia en la sala de espera. Ya que habrá otros animales presentes es un momento complicado. Hay que mantener la calma y ser paciente para transmitir tranquilidad al perro.
  4. Recompensar la buena conducta. Si el perro se porta bien durante el camino o en la sala de espera, darle un premio ayuda a relacionar la visita con algo positivo. Si no has cambiado de centro veterinario en Granada, tu perro se acordará del camino. Y el premio también ayuda a que esté más relajado.
  5. Permanece tranquilo durante la consulta. Otro momento delicado es cuando se realiza la exploración física y la administración de vacunas o medicamentos. Todos los veterinarios tienen buena mano con los animales y si permaneces tranquilo el perro estará más dispuesto a colaborar.
  6. Sigue las indicaciones del veterinario. Por ejemplo, se recomienda examinar el cuerpo del  perro en busca de garrapatas u otros parásitos después de llegar del campo. Además de mantener al perro sano, se acostumbra a la exploración física.

Otras recomendaciones

En Clínica Veterinaria Alcazaba también recomendamos:

  • Sigue las rutinas normales de comida y baño, a no ser que el veterinario diga que tiene que ir en ayunas, por ejemplo. También es importante no limpiar secreciones en la nariz o en los ojos, salvo que el perro esté muy incómodo y se pueda hacer daño al rascarse.
  • Hay que llevar la cartilla veterinaria. Ya que facilita el trabajo y se puede dejar constancia de la desparasitación y vacunación. Del mismo modo, la historia médica y los resultados de otras pruebas en caso de haber cambiado de centro veterinario Granada también es de utilidad.

 

 

 

 

 

 

Búsquedas relacionadas: se puede ir al veterinario tranquilo, perro veterinario juguete, veterinarios abiertos.

<< Golpes de calor en perros

Viajar con mascotas >>