imagen cabecera entradas

Consejos para llevar al gato al veterinario

consejos-para-llevar-al-gato-al-veterinario

Consejos para llevar al gato al veterinario sin estrés

¿Necesitas consejos para llevar al gato al veterinario? Como sabe cualquier dueño de gato, llevar a tu felino al veterinario puede ser difícil. Pero ir al veterinario Granada regularmente es una de las cosas más importantes que puedes hacer para mantener a un gato feliz y saludable.

Para ayudar a que este proceso sea menos estresante para el dueño y el gato, Paula Plummer, veterinaria en Texas Veterinary  Hospital, ofrece algunos consejos para prepararse para ir a la clínica veterinaria.

6 Consejos para llevar al gato al veterinario

Una de las primeras preguntas que se hacen los propietarios es con qué frecuencia deben llevarlos al veterinario.

“Cuando son gatitos, necesitarán controles durante todo el proceso de vacunación”, explica Plummer. “Y a medida que su gato madura, es posible que sólo sea necesaria una visita anual.”

Tu veterinario puede modificar la frecuencia de acuerdo con la salud de su gato, es por lo tanto, es mejor seguir los consejos.

Ya sea para llevar a un gato nuevo, a un gatito o para hacer la revisión de un gato mayor, es útil crear una lista de antemano para que no se olvide nada durante la cita.

“Si estás buscando atención veterinaria porque adoptaste un gato nuevo, debes informarte sobre nutrición, comportamiento, vacunas, pulgas, prevención de parásitos y cuidados generales», explica

“En caso de que quieras saber cómo tratar una enfermedad, infórmate sobre la patología en sí, los medicamentos, el tratamiento y cualquier cambio en la forma de vida del gato”.

Historial veterinario

Si estás llevando a su mascota a un nuevo veterinario. Es importante que le proporciones a tu nuevo veterinario el historial médico completo de tu gato.

Puedes traer su historial médico o enviarlo por correo electrónico al veterinario con anticipación.

Estos registros pueden incluir, entre otros, , medicamentos, radiografías y otras imágenes, análisis de laboratorio, resultados de pruebas.

En el caso de gatos recién adoptados, todos los documentos se reciben durante la adopción.

Conocer las marcas de comida de tu gato y la cantidad de comida también ayudará a su veterinario a familiarizarse con tu mascota.

El camino a la clínica es el momento de más estrés

Para estos animales, es posible que la parte más difícil de una visita al veterinario no suceda en el centro. Sino que sucede durante en el trayecto. Para los gatos que no están acostumbrados al transportín, un viaje largo puede ser muy estresante. Para ayudar a aliviar la ansiedad relacionada con los viajes, se recomienda el entrenamiento con el transportín desde la etapa de gatito.

“Al elegir un transportín para tu gato, ten en cuenta al equipo veterinario y, considera su capacidad para sacar de manera segura a tu amigo felino cuando esté en la clínica veterinaria”, explica.

“El transportín más seguro para tu gato y el veterinario es un transportín rígido con un interior suave y cómodo”. Para familiarizar a su gato con el transportín, se sugiere “dejar el transportín cerca de tu gato para que se acostumbre”. Dado que los gatos son sensibles a los olores. Si continúa dudando cuando se acerca al transportín, puedes intentar incorporar aromas reconfortantes para crear una sensación de familiaridad. Esto puede incluir la manta del gato,  ropa de cama vieja o ropa vieja cubierta con el aroma de su dueño en el interior del transportín. También puedes rociar una feromona felina sintética.

Elegir bien el transportín

Sobre todo, las personas que traigan a sus mascotas deben recordar que un veterinario, que los conozca personalmente, será el mejor asesor para lidiar con la ansiedad del viaje.

“Los veterinarios y otros miembros del personal se esfuerzan por satisfacer las necesidades individuales de cada gato interpretando sus reacciones corporales y faciales”, explica el veterinario.

“Poder evaluar el nivel de ansiedad de un gato permite a los miembros del personal de aliviar el estrés del control veterinario para hacer que la experiencia de sea placentera tanto para el gato como para él“.

Por esta razón, “siempre es mejor pedirle a consejo a tu veterinario sobre la forma de combatir la ansiedad de tu amigo felino”.

Teniendo en cuenta los niveles de ansiedad y las zonas de confort de los gatos, los cuidadores de gatos pueden ayudar a convertir un examen potencialmente doloroso en una aventura sin estrés.

<< PetMóvil App

Adiestramiento positivo >>