imagen cabecera entradas

Criar a un perro de asistencia

Criar a un perro de asistencia

Un perro de asistencia es aquel que es adiestrado para auxiliar a personas con discapacidad en su día a día. Antes de llegar a ser un asistente, el perro necesita un entrenamiento de forma especial. En un artículo anterior  ya os hablamos sobre los grandes beneficios de las terapias con perros (aquí se mencionan algunos beneficios más), aunque en este artículo nos centraremos en las fases del proceso de formación de un perro de asistencia.

Todos los beneficios que nos pueden aportar nuestra mascota se multiplica en el caso de ser un perro de asistencia. Estos añaden a todo lo que nos pueden beneficiar la labor de ayudar a personas con discapacidad.

Las razas que más se usan para adiestrar como asistente suelen ser, labrador o pastor alemán. Estos en los que su labor la hacen fundamentalmente en la calle, ya que en ellas es donde existen más peligros.

Para comenzar el adiestramiento de estos animales tan especiales lo primero es contar con personas voluntarias que los acojan. Los recogerán de cachorros en sus hogares y los adiestrarán hasta que acaben siendo perros de asistencia.

Clínica veterinaria Granada

El proceso de formación para para un perro de asistencia constará de cinco etapas:

  • Socialización. Para que comience a socializarse es necesario que la acogida sea cuando el perro sea cachorro. El periodo de socialización se estima entre las 8-10 semanas de vida del cachorro, hasta el cumpla el año. Este periodo tiene como objetivo que el animal conozca olores, ruidos, tratos con niños y adultos, la calle y la casa. Y por supuesto integrase gradualmente en la sociedad para evitar problemas de comportamiento en un futuro.
  • Entrenamiento. También comienza esta etapa cuando el perro es cachorro. Consistirá en la realización de ejercicios tipo: obediencia, habilidades en distintos lugares, paseos por la calle, etc. Estos los irá perfeccionando durante su primer año de vida. Lo gordo del entrenamiento deberá realizarlo expertos de acuerdo con la normativa legal vigente. Deberá realizarse un entrenamiento en positivo, sin obligarle a hacerlo y con incentivo, sin ocasionarle excesivo estrés.
  • Selección del Usuario. Para que una persona con discapacidad pueda solicitar a un perro de

Asistencia deberá acreditar su discapacidad. Para ello deberá aportar su certificado de discapacidad y deberá pasar 4 fases para conseguirlo:

-Entrevista previa donde se evaluará la capacitación que tiene.

-Información sobre lo que es un perro de asistencia y de cómo tener un animal así.

-Reflexionar para ver qué es lo que queremos.

-Preparación con su futuro perro de asistencia.

  • Adaptación al usuario. Una vez que se entrega al usuario el perro de asistencia, debe de haber un periodo de adaptación. El usuario deberá practicar y entrenarse juntos, siendo un aprendizaje mutuo y nunca termina.
  • Revisión. Una vez que el usuario y el perro conviven tienen que seguir las revisiones con los entrenadores. Así se ve si deben reforzar ejercicios o relajarse en ciertas rutinas.

BUSQUEDAS RELACIONADAS: veterinario granada, clínica veterinaria granada, veterinarios para gatos granada, colegio oficial de veterinarios, veterinario exóticos granada.

<< Epilepsia en perros

El museo del perro abre sus puertas en Nueva York >>