imagen cabecera entradas

Dermatitis húmeda en perros

dermatitis-humeda-en-perros

¿Qué es la dermatitis húmeda en perros?

Si has visto que tu perro tiene una zona enrojecida y húmeda que no para de rascar y lamer. Lo más probable es que se trate de una dermatitis húmeda en perros. También conocida como eczema húmedo, dermatitis piotraumática o “hot spot”. Aunque suele ser pasajera y se puede curar en casa. Si notas que se extiende, causa dolor intenso o se propaga en otros lugares acude a la clínica veterinaria Granada de confianza. Para que el perro reciba el tratamiento adecuado.

¿Cómo se produce la dermatitis húmeda en perros?

Como la dermatitis húmeda en perros es una infección de la piel rápida que se provoca el propio animal. Hay que saber cómo y por qué se produce.

  1. Desencadenante. El problema comienza con un picor intenso, dolor o cosquilleo. Que puede venir de una reacción alérgica, la acción de un parásito, el calor, la otitis o cualquier otra enfermedad que provoque molestias o dolores en la piel.
  2. Reflejo. Como el instinto hace que el perro empiece a lamer, mordisquear o rascarse de forma insistente la zona afectada. La acción repetida provoca que la piel se dañe. Pero el perro no para de repetir el comportamiento.
  3. Infección. Las pequeñas heridas provocadas por rascarse y mordisquear la zona afectada son la entrada de bacterias. Lo que causa una infección extendida. Es por esto que la dermatitis húmeda en perros tiene ese aspecto enrojecido y húmedo.
  4. Aumento. La infección causa que el perro sienta más picor, dolor y comezón. Por lo que seguirá lamiendo, rascándose y mordisqueando. Y esto causa que la infección se extienda. Empeorando la situación y volviendo a aumentar la sensación de picor y dolor.

Causas del eczema húmedo

  1. Parásitos de la piel. Es una de las causas más frecuentes. Porque las picaduras de los parásitos provocan picor e inflamación. Y es más fácil que se produzcan lesiones al rascarse.
  2. Alergia. La mayoría de las alergias en los perros causan dermatitis atópica. El picor que provoca la dermatitis atópica hace más fácil que se produzca el eczema húmedo.
  3. Otitis. Las molestias en el oído que causa la otitis provocan que el perro se rasque de forma compulsiva la base de las orejas, incluso su interior. Tras un tiempo, es normal que aparezca la dermatitis húmeda en perros.
  4. Problemas con las glándulas anales. La irritación de estas glándulas es un desencadenante más del reflejo de rascarse. Además, por su situación, es más frecuente que haya bacterias en la zona.
  5. Obesidad y sedentarismo. En perros grandes y con poca actividad se produce la dermatitis húmeda en los salientes óseos. Ya que el perro pasa tumbado muchas horas sobre esas zonas. Y se pueden producir infecciones que lleven al eczema húmedo.
  6. Calor. Cuando el calor se mezcla con la humedad se dan las condiciones óptimas para el desarrollo de bacterias. Por eso en verano y en zonas húmedas es más común esta enfermedad. No obstante, también se produce si el perro no se seca bien después de un baño refrescante. Ya que el pelo junto a la piel puede retener bastante humedad.

Tratamiento

Aunque la mayoría de infecciones que causan el eczema húmedo en perros vienen de Staphylococcus. Conviene hacer un raspado de la piel para identificar el tipo de bacteria que está causando la infección. Y así administrar el antibiótico más adecuado. No obstante, la gran mayoría de las veces el uso de una pomada antibiótica para perros con cortisona será suficiente. Lo ideal es limpiar el eczema húmedo con betadine para perros o agua oxigenada para perros. Este tipo de antisépticos para humanos tienen que ir diluidos para mayor seguridad.

También conviene cortar el pelo de la zona afectada para que no se acumule humedad y el eczema se seque. Y si el perro no para de lamer o mordisquear la zona afectada, lo mejor es que use un collar isabelino.

Si has tratado en casa la dermatitis húmeda en perros y en un par de días no has visto mejoría acude a nuestra clínica veterinaria. Nuestro equipo de veterinarias encontrará el mejor tratamiento. Además, tienes disponibles los planes de cuidado anuales para que no tengas que preocuparte por ir a la consulta las veces que sean necesarias.

<< Cistitis en gatos

Sobrepeso en perros >>