imagen cabecera entradas

dermatosis canina

dermatosis canina veterinario granada

Dermatosis canina

La dermatosis canina es un tipo de enfermedades que afectan a la piel del perro. El diagnosticar estas enfermedades supone a veces un verdadero reto para los veterinarios y aún más para sus dueños.

La dermatosis pueden ser primarias o secundarios. Las primarias se originan directamente por un problema en la piel. Las secundarias se originan por otras dermatosis o por problemas de otros órganos del perro.

Las enfermedades de la piel y el pelo en perros pueden ser congénitas o adquiridas. Las congénitas suelen aparecer al nacer y las adquiridas a lo largo de la vida del animal.

Tipos de dermatosis canina

Los tipos de dermatosis van a depender de las causas que las originen o bien de los síntomas o localización de las lesiones.

Dermatosis infecciosas. La infección en la piel esta causado por bacterias. Virus como el de la leucemia felina o las levaduras también puede originar problemas en la piel.

Dermatosis parasitarias. Las más usuales son las sarnas. Normalmente estas están provocadas por ácaros.

Dermatosis alérgicas o inmunomediadas.  Son debidas a que el sistema inmunitario del animal reacciona fuertemente contra sustancias propias o ajenas al mismo. Las más normales son la dermatosis por alergia alimentaria, por picadura de pulga, el pénfigo o el lupus canino.

Dermatosis neoplásicas. Se dan cuando aparecen tumores en la piel, ya sean benignos como el basotelioma, o malignos como el carcinoma.

Dermatosis alopecicas. Se produce la pérdida total o parcial del pelo. Su origen puede ser inflamatorio, endocrino o congénito no inflamatorio.

Dermatosis Seborrea. Se produce descamación porque se afecta a la parte más superficial de la piel. Entre los tipos de esta dermatosis están la adenitis sebácea o la seborrea primaria.

 

Lesiones dermatológicas caninas

Entre las lesiones dermatológicas más comunes están:

Pruito. Pruito es equivalente a picor. Típico de la dermatitis atópica, al perro le pica y tiende al rascado continuo.

Alopecia. Es la pérdida de pelo. Es debido o bien al rascado continuo o fallo en el crecimiento del folículo.

Eritema. Con el eritema se produce el enrojecimiento de la piel. Este puede ser debido a inflamación o a la dermatosis alérgica, infecciosa o parasitaria.

Pápulas. Son pequeñas elevaciones redondeadas de la piel. Suele aparecer cuando hay sarna.

Pústulas. Son iguales que las pápulas, pero con contenido purulento. Se dan con piodermas y foliculitis bacterianas.

Costras. Aparecen como consecuencia de la cicatrización de heridas o alteraciones de la querotinización. Son propias de las dermatosis alérgicas, inmunomediadas o parasitarias.

Nódulos y masas. Son redondeados y aplanados bajo la piel o sobre la piel. Principalmente aparecen en infecciones fúngicas o bacterianas.

Erosiones y ulceraciones. Zona donde la piel esta en mal estado, con capas profundas dolorosas.

Para que el veterinario confirme un diagnóstico de dermatosis canina, deberá de realizar pruebas y tomar datos de las mismas. Deberá explorar al animal y buscar las lesiones dermatológicas. Una vez localizada la dermatosis deberá tratar al animal para la misma.

 

Por favor, si su perro tiene algún síntoma o problema de este tipo tráigalo a revisión. En cualquiera de nuestras clínicas veterinarias en Granada le daremos una solución

<< Elefantes

perro con cáncer >>