imagen cabecera entradas

Dieta BARF gatos

dieta-barf-gatos

Dieta BARF para gatos

¿Qué es la dieta BARF para gatos? BARF es el acrónimo del inglés, que tiene dos fuentes. Por un lado Bones and Raw Food (Huesos y Comida Cruda) y por otro Biologically Appropiate Raw Food (Comida Cruda Biológicamente Apropiada).  La dieta de los gatos es muy importante. Y durante los primeros meses de vida puede determinar el número de visitas al veterinario Granada. Es decir, durante el desarrollo del gatito se pueden producir problemas que perdurarán durante su vida adulta.

La dieta BARF para gatos consiste en alimentar al felino con carne, pescado y huesos sin cocinar. Lo que se asemejaría a la dieta que llevaría el animal si viviera en estado salvaje. Aunque este tipo de dietas se desarrolló durante los años 60 y 70. Su auge comenzó en los años 90. Y dio el salto al gran público en 2007.

Tras un incidente con una empresa china de comida para animales adulterada con melanina, una sustancia peligrosa para los animales. Se produjeron numerosas muertes de mascotas en EEUU. Por último cabe destacar el componente social, cultural y ético que surge contra los productos ultraprocesados para humanos. Que se ha extendido a la comida para gatos.

Pros y contras de la dieta BARF gatos

Los beneficios de la dieta BARF en gatos y perros no está bien documentada. En un artículo de NIH (National Library of Medicine) apunta a los riesgos de este tipo de alimentación. Por eso la decisión de iniciar a tu mascota en una dieta de alimentos crudos debe tomarse con mucho cuidado.

Pros

  • Flora intestinal. La presencia de bacterias buenas en la carne cruda es uno de los puntos beneficiosos que señalan los partidarios de este tipo de dietas. Se afirma que estas bacterias no dañinas ayudarían a mejorar el sistema digestivo del animal.
  • Comidas equilibradas no procesadas. Si hay una cosa que los médicos suelen apuntar es que el exceso de comida procesada es malo para la salud. Normalmente contienen grasas saturadas, exceso de sal y aditivos. Y los piensos no dejan de ser comida ultraprocesada. En una dieta BARF para gatos la comida solo se corta. Por lo que se evita la comida procesada como piensos y latas de comida.
  • Calidad. Aunque hay empresas de alimentación animal que preparan comida BARF para gatos y perros. También es posible hacer la comida en casa. De esta forma te aseguras de dar a tu gato carne de calidad. Ya que en la comida enlatada para gatos y los piensos se utilizan cortes de bajo coste y descartes.

Contras

  • Bacterias y parásitos. El principal riesgo de la comida cruda es la presencia de bacterias dañinas y parásitos. Desde la Salmonela hasta la Listeria pasando por la Triquinosis y la Toxoplasmosis. Sin olvidar otros gusanos intestinales. Es decir, hay muchos patógenos que pueden llegar al gato a través de la carne cruda. Y los procesos de eliminación como congelar la comida durante varios días también eliminarían las bacterias benignas.
  • Malnutrición. Aunque la dieta BARF gatos debería equilibrarse a lo largo de la semana. De una forma parecida a cómo se equilibra nuestra dieta. En la práctica es difícil conseguir comida equilibrada. Y muchas personas van haciendo pruebas y ensayos con la proporción de diferentes alimentos. Incluso la comida BARF comercial presenta deficiencias en la relación de calcio, fósforo y zinc. Así que imagina lo que puede faltar si se hace la comida en casa.
  • Huesos. Los animales que no están acostumbrados a comer huesos pueden tener problemas de atragantamientos, daños en el esófago y problemas intestinales. Por lo tanto hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir los huesos que van a comer los gatos.

Comida cocinada

Aunque es una creencia popular que la comida cocinada tiene menos nutrientes. La verdad es que no es así. El cocinado disgrega los nutrientes en sus componentes más pequeños. Lo que facilita la absorción y facilita la digestión. Si la cocción es adecuada. Es decir, no se ha pasado la comida. La mayoría de los nutrientes no se ven alterados. Y aquellos que sí lo hacen permanecen en las cantidades necesarias para aportar sus beneficios.

Además de eliminar las bacterias y parásitos, cocinar la carne previene la proliferación de bacterias resistentes a los antibióticos. Una preocupación que muestra el estudio de NIH. Ya que este tipo de bacterias son más comunes en los animales de granja. Pero el cocinado es una barrera eficaz para evitar la proliferación de este tipo de bacterias en el ámbito urbano.

Si tu gato tiene algún problema de salud acude a nuestra clínica veterinaria Granada, en Clínica Veterinaria Alcazaba atenderemos a tu mascota con todas las garantías. Nuestro equipo de veterinarias cuidará del minino con profesionalidad. Además, para garantizar el bienestar de tu gato las consultas para perros y gatos están separadas.

<< Sobrepeso en perros

Cortar uñas perro >>