imagen cabecera entradas

Dolor crónico en gatos

dolor-cronico-en-gatos

Dolor crónico en gatos

Para garantizar el bienestar de los felinos se necesita poder identificar el dolor crónico en gatos. Porque aliviar el dolor refuerza el vínculo entre el gato, su tutor y el veterinario Granada que lo trata. Además, es importante para mejorar el comportamiento del gato. Pues se dan cambios de humor repentinos, alteraciones en las pautas de acicalamiento y muchos otros cambios.

El dolor agudo es el que se produce cuando hay una herida o lesión. Aunque es un dolor intenso, no perdura en el tiempo. Y desaparece cuando se cura la lesión. Sin embargo, el dolor crónico es el que se presenta durante mucho tiempo y tiene una causa más difícil de tratar. Como es el caso de la artrosis felina.

¿Cómo identificar el dolor crónico en gatos?

  1. Disminución de la actividad. Además de bajar la actividad del gato, se produce una disminución en la tolerancia al ejercicio. Es decir, el gato pasa más tiempo tumbado y reposando que jugando o realizando sus actividades cotidianas.
  2. Dificultad para el movimiento. Ya sea cuando tiene que subir escaleras, caminar, saltar o levantarse. Cuando el gato tiene dificultad para moverse deja de acceder a los lugares altos que le gustaban.
  3. Cambio en el acicalamiento. Ya que el malestar que provoca el dolor en determinadas posturas hace que el gato no quiera acicalarse algunas zonas. En otras ocasiones, puede que haya un exceso de acicalamiento en una zona concreta. Como es el caso de la cistitis o la artrosis.
  4. Cambios de humor. Que causan cambios en la interacción con otros miembros de la familia. Y un aumento de la agresividad e irascibilidad. Lo que termina en un mal comportamiento, muchas veces sin motivo aparente.
  5. Alteración de las necesidades vitales. Que puede ser un cambio en los hábitos de micción o defecación. Es decir, el gato hace sus necesidades fuera de los lugares destinados para ello. Aunque también podría ocasionar pérdida de apetito por un dolor en el estómago o la boca.

¿Qué hacer si un gato tiene dolores?

Ante los cambios de conducta anteriores lo primero que hay que hacer es acudir a la consulta de una clínica veterinaria Granada para realizar un análisis y diagnóstico. Una vez se conocen las causas del dolor. Se realiza el tratamiento. Y de ser necesario la administración de analgésicos recomendados para gatos.

Hay que tener en cuenta que muchas causas del dolor crónico no tienen un tratamiento efectivo. Y solo se puede tratar el dolor. Disminuyendo su impacto en el comportamiento del gato.

 

 

 

 

 

 

Búsquedas relacionadas: calmantes para el dolor en gatos, a mi gato le duele la espalda, como saber si a mi gato le duele algo, posturas gato enfermo, escala dolor gatos, dolor de cabeza en gatos, como se quejan los gatos, señales de que el gato tiene dolor.

<< Enfermedades de perros adultos

Alimentos tóxicos perros >>