imagen cabecera entradas

El celo en las gatas y perras

El celo en las gatas y perras. Clínica Veterinaria Alcazaba Granada

El celo en los animales se define como la fase del ciclo sexual de las hembras que indica que están listas para la reproducción.

El ciclo sexual de las hembras comprende una serie de etapas que se repiten a lo largo del tiempo. Está regulado por la secreción hormonal desde el cerebro y órganos sexuales.

El celo tiene estas etapas:

Proestro. La hormona foliculoestimulante produce los folículos ováricos, que segregan estrógenos, responsables del celo.

Estro. La hormona luteinizante es la encargada de la ovulación. Los folículos maduros segregan óvulos que pueden ser fertilizados por los espermatozoides de los machos. El resultado la hembra puede quedarse gestante. Esta etapa junto con la etapa de proestro san lugar al conocido celo.

Diestro. Durante esta etapa los folículos segregan progesterona, que es la hormona responsable de mantener la gestación.

Anestro. El endometrio, se renueva y queda listo para una nueva gestación.

Establecer una fecha determinada de aparición del primer celo en difícil. Suele oscilar de entre los 6-9 meses de edad. Existen múltiples causas que pueden hacer variar la fecha como las razas, las condiciones ambientales, otras hembras alrededor, etc.

En el caso de las perras, si transcurridos 18 meses no presenta celo, hay que llevarla al veterinario. Este deberá explorarla para ver las causas. En otras ocasiones, los síntomas del celo no son los evidentes y el propietario no los ve.

Nuestras mascotas son fértiles durante toda su vida, tanto perras como gastas, no tienen menopausia. Su ciclo reproductivo disminuye a partir de los 8 años de edad.

En cuanto a la frecuencia del celo, en el caso de perras, tienen 2 celos al año, cada 6 meses aproximadamente. Aunque normalmente suelen ser irregulares, y este puede variar entre 4-12 meses.

Para las gatas, la frecuencia del celo está en función de la luz solar, dejando de ciclar en periodos invernales. Para aquellas gatas que se mantienen con luz artificial, suelen encadenar varios celos seguidos cada 2-3 semanas durante varios meses.

Síntomas del celo en las perras:

-Hinchazón y envejecimiento de la vulva.

-Sangrado en forma de goteo.

-Lamido continuo en la zona genital.

-inflamación leve de las glándulas mamarias.

-Demandará mayor cariño y atención.

Síntomas del celo en las gatas:

-Se lame la zona genital continuamente.

-Mayor cantidad de orina, marcando territorio.

-Se frota fundamentalmente con su cara contra persona u objetos.

-Maulla más, altos y breves, llamando la atención de los machos.

-Se revuelcan y adoptan una posición parecida a la de la cópula, con el lomo hundido y la cola desviada lateralmente.

Si necesitas hacernos alguna consulta como expertos veterinarios en Granada, ponte en contacto. Te atenderemos con gusto en alguna de nuestras clínicas veterianarias Granada con un equipo veterinario Granada sin igual.

<< Síndrome de Megaesófago en perros

El gato de bengala >>