imagen cabecera entradas

Flores de bach para mascotas

Flores de bach para mascotas

Flores de bach para mascotas. Terapias para animales

 

Las Flores de Bach son unas esencias florales que  pueden ayudarnos a mejorar algunos problemas de nuestras mascotas. Fueron descubiertas por Edward Bach, médico galés. Las usaba para tratar trastornos físicos, emocionales, mentales o espirituales en personas.

Los componentes curativos que guardan las flores, hacen que  la medicina veterinaria se una a esta sabia forma de curar.

Los remedios florales son un valioso complemento para tratar cualquier patología física, pre-quirúrgica, post quirúrgica, etc., en  la medicina convencional.

Las terapias florales son un sistema terapéutico que utiliza las esencias florales como medicamento. Su origen se remonta a China y pertenece al grupo de las medicinas bioenergéticas dentro de las medicinas alternativas.

La esencia floral es un remedio que mantiene las cualidades energéticas de una flor. Actuando directamente en el estado de ánimo de un paciente. El fin básico de las esencias florales es armonizar las emociones de cualquier ser vivo.

Las flores actúan calmando las emociones que se encuentran en desequilibrio. El paciente recupera poco a poco su estabilidad emocional o logrando curar sus problemas físicos.

Dicha terapia no presenta riesgo alguno y, además, es totalmente compatible con cualquier otra medicación.

Los animales, a diferencia de las personas viven de forma natural y plena su vida. Por ese motivo, responden más rápido a las terapias florales.

Las flores de bach son recomendadas por la Organización Internacional de la Salud.

El objetivo de la terapia Floral para mascotas es equilibrar el estado emocional de nuestras mascotas.

 

Las gotas de Bach trabajan 5 temas específicos:

-Agresividad. Conducta destructiva o conducta retadora. En el caso de perros puede ladrar  a desconocidos o atacar a otros animales.

-Estrés. Ansiedad por separación, nerviosismo, hiperactividad, apegos, celos, conductas impulsivas.

-Miedo. A los ruidos en general, a estar solo, a los aparatos eléctricos de casa, etc.

-Obediencia. No obedece, se abure, no hace caso.

-SOS. Pérdida de un ser querido, destete, postoperatorio, adaptación a nueva familia, cambio de casa.

Bach clasificó las 38 flores que constituyen su sistema floral en 7 grupos:

Para los animales que sienten temor. Se usan 5 flores: heliantemo, mímulo, cerasífera, álamo temblón y castaño rojo.

Para los que sienten incertidumbre. Se usan: ceratostigma, escleranto, genciana, aulaga, hojaranzo y avena silvestre.

Para los que no presentan interés. Se usan: clemátide, madreselva, rosa silvestre, olivo, castaño blanco, mostaza y brote de castaño.

Para los que sufren soledad. Se usan: violeta de agua, impaciencia y brezo.

Para los que son sensibles a opiniones externas. Se usan: agrimonia, centaura, nogal y acebo.

Para los que presentan abatimiento y desesperación. Se usan: alerce, pino, olmo, castaño dulce, estrella de belén, sauce, roble y manzano silvestre.

Para los preocupados en exceso. Se usan: achicoria, verbena, vid, haya y agua de roca.

En Clínica Veterinaria Alcazaba realizamos el diagnostico  de tu mascota. Además de chequearla  para ver si tiene alguna enfermedad o parásito. Evaluamos los cambios que pudieran haber habido en su vida familiar: posibles muertes, traslados, separaciones. Cuando no encontramos la procedencia de su trastorno, analizamos los síntomas, y podemos usar las flores de bach para la cura del mismo.

Las flores se pueden administrar las flores en gotitas, en el bebedero del animal. La dosis dependerá del trastorno a tratar. Los resultados obtenidos con los animales son más rápidos que en las personas por su vida natural.

<< Personalidad animales

alzheimer canino >>