imagen cabecera entradas

Golpe de calor gatos

golpe-de-calor-gatos

Golpe de calor en gatos

En verano hay que tener mucho cuidado con el calor y las mascotas. Aunque vivan dentro de casa también puede haber golpe de calor en gatos. Porque los gatos tienen métodos para regular su temperatura corporal. Pero pasar mucho tiempo al sol hace que estos métodos dejen de ser efectivos. Ante un golpe de calor en gatos lo mejor es acudir al veterinario Granada inmediatamente.

Hay gatos que son propensos a sufrir un golpe de calor. Los cachorros y los gatos ancianos son más sensibles al calor. Y entre ellos, los gatos obesos y de pelaje negro son los más sensibles.

Síntomas de un golpe de calor en gatos

  1. Gato apático. El calor excesivo provoca que el gato se vuelva apático y perezoso. No tiene ganas de moverse o le cuesta mucho.
  2. Jadeos y respiración rápida. Los jadeos son una forma de regular la temperatura en los gatos. Pero es más común que se laman y acicalen. Ya que la saliva al evaporarse cumple la misma función que el sudor.
  3. Temblores y vómitos. Que se deben al desequilibrio de sales del cuerpo durante el golpe de calor en gatos.
  4. Coloración de las mucosas. Las encías adquieren una tonalidad azul. También se presenta en la punta del hocico y la lengua.
  5. Ritmo cardiaco elevado y problemas para respirar. Este problema es el más peligroso. Por lo que ante este síntoma lo mejor es acudir a una clínica veterinaria Granada de confianza. Donde tratar los síntomas del golpe de calor antes de que sean irreversibles.

¿Qué hacer si mi gato sufre un golpe de calor?

  • Llamar al veterinario. Para que nos indique el mejor curso de acción. Y acudir a la consulta lo más rápido posible.
  • Evitar que la temperatura del gato siga subiendo. Se puede aplicar un paño húmedo sobre el gato. Lo mejor es pasar el paño por la cabeza, el cuello, pecho, vientre y patas del gato. Nunca utilizar una toalla húmeda para tapar al gato entero. Además de ir a un lugar lo más fresco posible.
  • Humedecer la boca con agua. Basta con unas gotas de agua, no hay que obligar al gato a beber. Así se evita que se reseque la boca y deje de funcionar como un regulador térmico. Si el gato quiere beber, utiliza poca cantidad para evitar vómitos.

Prevención

La mejor forma de evitar un golpe de calor en gatos es la prevención. Tener agua fresca disponible y un lugar a la sombra donde refugiarse del calor en el exterior. Estar en casa durante las horas centrales del día. Así como adecuar los horarios de la comida para que no coincidan con el calor. Si el gato tiene pelo largo, pasar por la peluquería para que recorten el cabello.

 

 

 

 

 

 

 

Búsquedas relacionadas: ataque de calor en gatos, que hago si mi gato tiene calor, gato vomita por calor, hipertermia gatos, a los gatos les gusta el calor, los gatos son calurosos, los gatos y el verano, gatos calor en verano.

 

 

<< Peligros verano perros

Adiestramiento con clicker >>