imagen cabecera entradas

Jerbos, pequeñas mascotas.

Los jerbos son pequeños roedores parientes de ratas y ratones. Son tan inteligentes que sustituían a las ratas en los laboratorios, hasta que un día comenzaron a llevárselos a casa como mascotas. Así estos animalitos empezaron sus andaduras como animales de compañía, dejando definitivamente los laboratorios.

Los jerbos son animales asustadizos. normalmente no suelen morder, pero cuando hay niños en casa hay que advertirlos que los traten con mimos. No se asustarán y no morderán.

Son animales muy limpios, curiosos y fáciles de manejar. Tienen bastante carácter, cuando se sienten mimados y queridos se muestran cariñosos. Su vida es normalmente nocturna.

Estos animales tienen las patas traseras más desarrolladas que las traseras, lo que les permite moverse con agilidad. Tienen muy desarrollado el oído y a veces emiten sonidos semejantes a un pájaro.

La compañía es fundamental para que estos roedores se sientas felices. Debido a su naturaleza estos animales viven en clanes, siempre acompañados. Es por eso que a la hora de adquirirlos debemos hacerlo en parejas.

Son múltiples las variedades que nos podemos encontrar de jerbos.  Entre los colores más comunes están: el tradicional dorado, bicolores, albinos o negros.

Estos animales alcanzan la madurez sexual a los tres meses de vida, y la gestación dura 23 días. Las crías nacen ciegas, sordas y sin pelo. A partir de la tercera semana comen alimento sólido y a la cuarta son independientes.

Habitat de los jerbos

Para los alojamientos de estos animales se suelen usar jaulas de metal con base de plástico o

contenedores de cristal especiales. En caso de usar jaulas hay que asegurarse de que no se puedan escapar por los barrotes. El alojamiento ha de ubicarse en zona que no haya corrientes, ni temperaturas inferiores a 20º y expuestas al sol.

La jaula ha de ser espaciosa, ya que son animales muy activos y corretean durante mucho tiempo. También suelen descansar durante bastantes horas. A las jaulas se les suele introducir materiales como heno, papel, etc, para construir sus nidos. También juguetes, cartones, gravilla o virutas que les permita revolcarse y escarbar, así como un comedero y bebedero.

Alimentación

Su alimentación suele ser a base de maíz, avena, trigo o cebada. Normalmente en tiendas que venden alimentos de animales podemos encontrar preparados con mezclas de semillas. Los piensos extrusionados suelen ser un buen complemento de su dieta, al igual que verduras y frutas frescas. No debemos de olvidarnos de ponerle agua limpia y fresca, debemos de cambiarles el bebedero a menudo.

Educar a la mascota

Normalmente suelen ser animales sociales y poco agresivos. Para socializarlos con el entorno humano en el que van a vivir ha de realizarse en edad temprana. Hay que tratarlos con mimo, evitar hacer ruidos para que no sufran situaciones de estrés.

Salud

Su media de vida oscila entorno a los tres años. Debemos llevarlos al veterinario al menos una vea al año. Entre las enfermedades más comunes que pueden padecer son: daños oculares, enfermedades parasitarias, problemas de piel o fracturas por caídas.