imagen cabecera entradas

Mitos y verdades sobre los gatos

clinica veterinaria para gatos

Desde tiempos ancestrales estos felinos han intrigado al ser humano, despertando todo tipo de supersticiones y leyendas, considerándolos, incluso, símbolos de magia.

 

Desde clínica veterinaria Alcazaba os damos a leer algunas de las más conocidas:

 

  • Los gatos negros atraen la mala suerte

 Esta  idea proviene de la tradición celta, quienes aseguraban que los gatos eran fieles compañeros de las brujas y, por ello, son considerados símbolos de mal augurio. Razón por la que, antaño, llegaron a quemarse muchos gatitos en la hoguera.

  • Tu gato está feliz si lo escuchas ronronear

El ronroneo es una característica de todos los felinos. Puede ser una conducta que refleje felicidad en algunas ocasiones, aunque no siempre tiene por qué ser así. De hecho puede darse en momentos de temor.

  • Perros y gatos, enemigos eternos

Es de sobra conocida la enemistad existente entre perros y gatos, aunque no es del todo cierta. Ambos pueden convivir bien respetando sus respectivos espacios. Al principio puede resultarles extraño, pero se irán acostumbrando a los olores poco a poco.

  • Los gatos siempre caen de pie

Es importante aclarar que esto no siempre sucede así, aunque sí bastante a menudo por la habilidad instintiva que acompaña al animal a partir de su primera cuarentena.

Suceda o no de esta forma, lo que sí es cierto es que el gato posee un excelente sistema de amortiguación que es su mejor arma de seguridad.

  • Los gatos son peligrosos para las embarazadas

El mayor riesgo de un gato frente a una mujer embarazada es el de la transmisión de la toxoplasmosis, enfermedad peligrosa para el feto de la que pueden ser portadores. Está demostrado que es muy poco frecuente en gatos caseros, habiendo más probabilidad de contagio por ingestión de verduras mal lavadas, y si la mujer está inmunizada frente al parásito, no existe riesgo alguno. Si no lo estuviera puede ser conveniente no alimentar al gato con carne cruda, desparasitarlo cada tres meses y ayudarse de otra persona para limpiar su caja de arena.

 

<< Vacaciones con el Perro. ¿Dónde puedo ir con él?

ansiedad en perros por separacion. Consejos para paliar la ansiedad >>