imagen cabecera entradas

Periquitos

cuidados periquitos


Los periquitos son una mascota muy común.

El periquito común o periquito australiano es una mascota introducida por todo el mundo. Resulta muy fácil de cuidar. Son animales muy inteligentes y sobre todo muy sociables, tanto con otros pájaros como con las personas. 

El periquito australiano debe su nombre al continente donde tiene su origen, aunque en la actualidad está muy extendido. Es decir, hay periquitos australianos por todo el mundo ya que es una mascota muy querida. En Europa se introdujo aproximadamente en 1840 de manos de un ornitólogo inglés. Como era un pajarito muy bonito de poco peso y tamaño no tardó en extenderse el interés por criarlos.

El periquito australiano pertenece a la familia de los loros. Presenta un pico curvado muy peculiar. Su peso oscila entre 50-60 gramos, y mide entre 18-20 centímetros. Suelen ser de plumajes muy vistosos, aunque su habitual color es el azul, existen numerosas variedades de color. Si nos fijamos en el color de la cera que tienen los picos de estas aves podemos saber si son machos o hembras. Si el color es violeta azulado es propio de los machos, si es rosado o tierra, propio de hembras.

El carácter de estos pájaros es muy alegre, vivaz e inteligente. Suelen reconocer a sus dueños, se alegran de verlos y juegan con él. Si les rodeamos de espejos, se verán reflejados y se sentirán en compañía. Pian mucho, y son muy habladores, por lo que por las noches los debemos tapar su jaula con tela. Esta les impedirá pasar la luz, se relajarán y dormirán, si no querrán seguir jugando, hablado y piando.

Son aves que llevan mal la soledad. Su hábitat ideal es que convivan con otros periquitos y que no pasen mucho tiempo solos ya que se deprimen. Un ave deprimida corre el riesgo de morir.

Espacio para los periquitos

En cuanto a la jaula que debemos usar con los periquitos debe de ser más ancha que larga. Como barrotes podemos usar ramas de árboles frutales. Con estos los periquitos ejercitan sus patas. Debe de tener un comedero y bebedero adecuado y debemos limpiarlo para que este siempre limpios. En caso de comprar una jaula grande podemos añadirle accesorios tipo columpio, cuerdas o escaleras.

La jaula debe estar en un lugar libre de humos, que no les dé el sol directamente. No estén en corrientes de aire, ni mucho ruido. Si la situamos en el exterior, no debe de estar en un lugar donde haga mucho frio, ni mucho calor, ni lluvia.

En cuanto a la alimentación. Esta debe contener siempre alpiste y mijo además de otras semillas. Para aportarle calcio, se recomienda cocer y secar al sol un hueso de jibia. Además de un aporte extra de calcio les evitará un crecimiento excesivo del pico.

Cada uno o dos días debemos darles frutas y verduras, además les encantan.

Es muy importante que nuestra mascota no sufra estrés, frustración o soledad. Ampliarles la jaula, buscarles un compañero, ponerles música o darles juguetes nuevos les harán vivir mejor.

BUSQUEDAS RELACIONADAS: periquitos, periquito común, periquito precio, clínicas veterinarias granada,

<< Insecticida leishmaniosis

petofilia >>